Doble de cuerpo

by José Simián

Doblaje20ches 

Por José Manuel Simián

En su habitual columna de El Diario, el inefable Ilan Stavans se preocupaba ayer de una noble causa: la terca obstinación española y latinoamericana en doblar las películas al español.

Escribió el catedrático:

¿Por qué nos disgusta el doblaje? Porque falsifica la identidad. Porque sugiere que el poliglotismo es una aberración. Porque ignora el hecho de que todo lenguaje es una expresión de una cultura específica y que, como tal, es irremplazable.

No está mal el argumento. El problema es que hace apenas un par de semanas, Dolores Prida lo había formjlado con mucha mayor fuerza en el Daily News:

Todas las películas estadounidenses dirigidas al mercado latinoamericano son dobladas en México, en lo que llaman español neutro. Sería más preciso decirle español castrado (neutered).

Ese español sin alma, genérico, bien pronunciado, peinadito y correcto hace que todos suenen igual, sin importar de qué película se trate.

La neutralidad lingüística requiere la eliminación de las jergas, porque son regionales. Una colorida pero inocente expresión popular en Venezuela debe ser capada porque podría ser un insulto en Ecuador. Las bromas son transformadas en eunucos. Las tramas centradas en un personaje que habla con un acento son arrancadas de raíz.

Así, las audiencias hispanoparlantes deben presenciar cómo un campesino de Alabama, un mafioso de Brooklyn o un conocedor de los chismes de Los Angeles terminan sonando como sofisticados mexicanos recién salidos de la Escuela de Enunciación Televisiva de la Zona Rosa.

Respondiendo a la inquietud de Stavans de que "ninguna de las acepciones de doblar se asemej[e] al acto de ocultar un lenguaje a favor de otro" (cosa, por lo demás incorrecta: se agrega un nuevo registro, se oculta el lenguaje original bajo este doblez), esta duplicidad de columnas no deja de ser sabrosa. Aunque se trate de una mera coincidencia y Stavans no haya leído a Prida   lectura a todas luces recomendable , sólo uno de los textos suena como una película sin traducir.

Advertisements