Esa mujer

by juanmanuelbenitez

Sarah_palin

Por Juan Manuel Benítez, desde St. Paul

Mi padre -como casi siempre- tiene razón: si me agradó
que Zapatero escogiera a una joven embarazada para dirigir el ejército
español
, cómo voy ahora a criticar a McCain por elegir a Sarah Palin
como compañera de fórmula. El simple hecho de que ambas son mujeres en
puestos de importancia ya es positivo para esta sociedad cargada de
machismo
.

Sean cuales sean las razones por las que McCain quiere que Palin le acompañe
en su viaje a la Casa Blanca, hay que reconocer que se ha arriesgado.
Podría haber optado por lo seguro, eligiendo a otro hombre gris de raza
blanca; sin embargo, el senador de Arizona ha decidido poner a su lado
a una mujer trabajadora, con familia de cinco y nieto en camino, y con
un rostro -y peinado- profundamente americanos.

Sé que pocas de las simpatizantes de Hillary Clinton optarán por esta
reina de belleza convertida en adalid de los valores tradicionales;
pero me atrevo a afirmar que la mitad de las mujeres de este país no
concuerda con las ideas de la senadora. Y se merecen tanta atención -y
representación- como las otras.

Por tanto, si somos tan veloces y contundentes a la hora de condenar las
segundas intenciones de la decisión de McCain, seamos también justos, y
reconozcamos que si Obama puede hacer Historia, su rival quiere al
menos propiciarla.

¿Contento ahora, papá?

Advertisements