Esperando la lucecita roja

by juanmanuelbenitez

Blackberry8800
Por Juan Manuel Benítez

¿Será Biden? No, no creo. Él dice que no –I’m not the guy!-, aunque lo dice con cara de póker. ¿Y Richardson? Ojalá. El tipo es simpático y divertido. Y experiencia internacional tiene. No sé, no sé… un negro y un mexicano… demasiado de un golpe para este país asustado. Kaine o Bayh, Bayh o Kaine, vaya aburrimiento. Son desconocidos y un pelín grises. Me da hasta pereza estudiarme sus biografías. ¡Ya está! Ralph Nader tiene razón: va a ser Hillary, por eso del factor sorpresa. Como llevamos meses como papagayos diciendo que no, que esa pareja no es posible… Al final el superintendente de mi calle va a tener razón y le voy a tener que comprar el helado de coco. Por listo.

¿Cuándo demonios va a saltar la lucecita roja de mi blackberry con el mensaje de texto de Barack -qué cool es el tío- que me informe del nombre de su compañero de viaje?

¡Última hora, última hora! Obama a punto de anunciar candidato vicepresidencial.

Llevamos tres días ya con la bendita última hora. Nos conoce bien y nos tiene salivando por ese pedacito de información que nos libere de Putin, Michael Phelps y la tortuga de dos cabezas.

Claro, yo también quería ser el primero en enterarme, y sin darme cuenta le ofrecí la llave de mi teléfono celular. Él me cuenta el secreto a cambio de meterme en su lista de telemárketing. No tiene ni un pelo de tonto.

Dale, Barack. Mándame ya el dichoso mensajito.

txt me, pls!

Advertisements