Noticias de papel #4: Hay esperanza, muchachos

by José Simián

El_diario_12ago Por José Manuel Simián

Tuve que mirarla varias veces: la página editorial de El Diario tenía, efectivamente, tres artículos no sólo correctamente escritos, sino inmensamente atractivos.

En primer lugar, estaba la columna en que Frank Gamboa, un ex capitán de la Marina que compartió la habitación con John McCain en el segundo año de la Academia Naval. El breve texto de "McCain, un guía moral" entregaba argumentos mucho más convincentes para votar por el republicano que sus tontos avisos de desprestigio a Obama. La columna de Gamboa se sumaba, además, a otras similares publicadas en El Diario por la campaña de McCain, reafirmando que, a pesar de las cifras, hasta ahora su estrategia comunicacional hacia los hispanos es más articulada que la del rival.

Opinion_el_diario_12_agoLuego, en su rincón habitual, aparecía el adalid del Spanglish, Ilan Stavans, quien, por una vez, nos entregaba una columna para disfrutar. A propósito de un misterioso amigo de su infancia en México, el catedrático concluía formulando una de las preguntas verdaderas: esas que no tienen respuesta.

Pero lo mejor de todo – con distancia, el texto más agudo que he leído nunca en El Diario – era lo de Dolores Prida: "Barbarella TV". Partiendo del pequeño escándalo que afecta por estos días a Univisión tras la demanda presentada por Miriam Ayala alegando discrimnación por edad, belleza y color de la piel, Prida se preguntaba si el canon de presentadoras de noticias ex reinas de belleza no obedece a una conspiración mayor:

[Si en la televisión no pasa algo parecido a lo que sucedió en el mercado de las aeromozas] no duden que cuando el Presidente McCain apruebe la exploración de petróleo en el centro de Manhattan, nadie proteste porque la noticia nos la dará una réplica de Barbarella, apuntando a un mapa del laguito del Parque Central con el pezón de su seno derecho.

Señora Prida: ¿Cómo hacemos para que escriba más seguido en esas páginas?

Advertisements