El color de mi voz

by juanmanuelbenitez

Nahjunity

Por Juan Manuel Benítez, desde Chicago

El dominicano de mi lavandería debe de estar un poco perdido, porque la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) me acepta como miembro. También es verdad que como a cualquier otra organización poco les preocupa si eres blanco, negro, o amarillo; el único color que les importa es el verde. Y yo pago la cuota religiosamente cada año.

Así que aquí estoy, en Unity, la conferencia de periodistas de color que cada cuatro años organizan conjuntamente NAHJ, la Asociación de Periodistas Negros (NABJ), la Asociación de Periodistas Asiático-Americanos (AAJA) y la Asociación de Periodistas Nativo-Americanos (NAJA). O sea, las minorías de este país unidas para luchar contra el poder dominante de los blancos en los medios de comunicación.

En mi caso, lo del color es relativo, ya que soy tan pálido como Tintín. Tengo que echar mano de mi colorido acento hablando inglés para demostrar que yo tampoco pertenezco al equipo del enemigo. Soy exótico, como las trenzas u ojos rasgados de muchos de los que andan por aquí. Todos ellos -afroamericanos, latinos, asiáticos e indios- se sienten tan extranjeros en este país como yo.

Unity es una celebración de lo étnico, de lo diferente. Cuatro días de networking (relaciones sociales) que utilizamos para conocernos, buscar empleo, ir a fiestas, y para quejarnos en diferentes seminarios de cuán malentendidos -y a veces discriminados- nos sentimos en nuestros lugares de trabajo.

Yo puedo decir poco: el gerente de mi canal tiene madre japonesa; mi directora de noticias es hija de padres chinos; mi editora ejecutiva, dominicana; y la redacción de mi canal, multicolor. Sí recuerdo que en una ocasión alguien me pidió ser más hispano en mis reportajes. Inmediatamente me hice el indignado por semejante estupidez y seguí haciendo mi trabajo de la misma manera.

Así que hoy yo prefiero lamentarme por no ser parte del séquito periodístico que está acompañando a Obama por Oriente Medio y Europa en su viaje de coronación.

Pero ese tema merece otro post.

Advertisements