Gracias, Bush

by José Simián

Starbucks

Por José Manuel Simián

No hay caso. En este blog estamos obsesionados con el café. Hasta los peores posts traen alguna alusión a la bebida favorita de los trabajadores y los ociosos. Hoy, al menos, la noticia es positiva: gracias a la ralentización de la actividad económica (que puede atribuirse a muchas causas), Starbucks ha anunciado el cierre de 600 establecimientos en todo el país, además de reducir el número de nuevas sucursales para el próximo año fiscal.

Quizás en el espacio ocupado por algunos de esos locales —que a veces aparecían uno junto al otro— vuelvan a aparecer negocios donde se venda café que sea filtrado con cariño, valga su precio, y no tenga que ser pedido con nombres que suenan ridículos hasta en la boca de quienes crecieron hablando el idioma original.

Advertisements