La política no es moda

by José Simián

Barack_gaultier_3 Por José Manuel Simián

El deslenguado crítico de modas del New York Observer Simon Doonan cuenta por qué se niega a referirse al vestir de los candidatos presidenciales:

Mi actitud poco cooperativa sobre este asunto suele ser recibida con incredulidad: "¿Cómo es posible que a ti, el director creativo de Barneys, no te interese ver a una mujer con estilo en la Casa Blanca?". La respuesta es más bien simple: Porque no soy retardado. La historia nos ha enseñado que si los líderes comienzan a emperifollarse, mejor tomar distancia: un líder con estilo es invariablemente un déspota. Líder de estado glamoroso = pueblo miserable, opaco y oprimido. Líder de estado opaco = pueblo feliz y glamoroso. ¿No me creen? ¿Qué les dicen los nombres Calígula, Imelda Marcos, Bokassa, Evita Perón y, sí, Aldolf Hitler?

Advertisements