Dos del Jefe

by José Simián

Por José Manuel Simián

Springsteen Para los que todavía no se enteran de qué va este blog (i.e.: desde la perspectiva correcta, todos los hechos son políticos), aquí va un caso de política pop a prueba de torpes.

Rompiendo por segunda vez su histórica negativa a apoyar candidatos políticos (lo hizo con Kerry, y tuvo que pararle el disco a Reagan),  Bruce Springsteen publicó ayer lo siguiente en su sitio de Internet:

Queridos amigos y fans:

Como la mayoría de ustedes, he seguido la campaña, y ya he visto y escuchado lo suficiente como para saber cuál es mi posición. En mi opinión, el senador Obama está al menos cabeza y hombros por encima de los demás.

Obama tiene la profundidad, la capacidad de reflexión y el temple para ser nuestro próximo presidente. Le habla al Estados Unidos que durante los últimos 35 años he imaginado en mi música, una nación generosa con ciudadanos dispuestos a atacar problemas complejos, un país que está interesado en su destino colectivo y en el potencial que posee su espíritu conjunto. Un lugar en donde "…nadie te asfixia, y nadie la sufre solo".

En estos momentos, quienes se le oponen han intentado disminuir la estatura del senador Obama mediante la exageración de algunos de sus comentarios y de sus vínculos personales. Si bien estos asuntos son dignos de algún análisis, han sido despojados completamente de su contexto y de lo que define la vida y el pensamiento de este hombre, tan bien descritos en su excelente libro Dreams From My Father, a menudo con la intención de distraernos de los temas reales: la guerra y la paz, la lucha por la justicia económica y social, el reafirmar nuestra constitución, y la protección y mejora del medioambiente.

Tras el terrible daño causado en los últimos ocho años, necesitamos emprender un gigantesto proyecto de recuperación de los Estados Unidos. Creo que el senador Obama es el mejor candidato para liderar tal iniciativa y guiarnos hacia el siglo 21 con un renovado sentido de los propósitos morales y de cada uno de nosotros como estadounidenses.

Aquí en la E Street, estamos orgullosos de apoyar a Obama para la presidencia.

Para quienes al venir a vivir a este país soñamos con que se pareciera aunque fuera un poco al lugar violento y emocionante de sus canciones, estas palabras no son simple viento idiota.

*          *          *

Federici Y mientras escribíamos estas líneas, nos enteramos de la muerte de Danny Federici, el organista de la E Street Band, eterno compañero de Springsteen.

La música pop ha perdido a uno de esos políticos que hacen mucho sin llamar la atención.

O como decía Springsteen: "En el órgano, el Fantasma Danny Federici; ahora lo ven, ahora no lo ven".

Advertisements