Palabras de campaña #6: Humana

by José Simián

Por José Manuel Simián

Hilaria_2Es verdad. Seguir martillando la exageración de Hillary Clinton sobre su odisea bosnia de 1996 es tan fútil como el repetir y repetir las imágenes del pastor de Obama que, con tanto desgaste, ya no va a servir más adelante, cuando realmente lo necesiten los rivales del senador por Illinois. Lo increíble del último incidente de esta interminable temporada de primarias es que está tan bien documentado y las palabras son tan claras, que dan poco lugar a la interpretación: la exageración mentirosa, la tosca negación, lo que de verdad sucedió. Y, tras el bochorno, vino la disculpa, tratando de vestir el asunto de humorada:

Así que cometí un error. Eso pasa. Sólo prueba que soy humana, lo que para alguna gente puede ser una revelación.

El problema es que, tal como sabe cualquier psicólogo de café, uno suele presumir de lo que más carece. Ése fue, precisamente el problema de tratar de convencer al electorado de que prácticamente había gobernado el país junto a su marido, y es el problema ahora, cuando nos dice, como si nos cupieran dudas, que es humana. La disculpa es, también, impropia para una política de su fuste (y que suena más bien a enfermo tras los últimos ritos), puesto que la muestra intentando convencerse a sí misma, más que a nosotros, de que pudo haber cometido un error.

Advertisements