Palabras de campaña #2: Momentum

by José Simián

Confetti_fix_2

Por José Manuel Simián

Momentum: Del latín, movimiento. Concepto físico que equivaldria, me dicen, a la masa de un cuerpo multiplicada por su velocidad de desplazamiento. En las campañas politicas, aplicado al impulso alcanzado por un candidato en las preferencias del respetable; esa interacción entre su desempeño público y la aceptación de los votantes, como esa idea nunca comprobada en la realidad de una bola de nieve que, lanzada cuesta abajo, se hace cada vez más grande.

Ahora bien, poniendo las cosas de costado, este movimiento quizás se parezca más que nada a un encuentro sexual marcado, de un lado, por el vigor y la tecnica del politico, y, del otro, los deseos de una masa electoral caprichosa y siempre insatisfecha. Repasemos, de esta forma, el momentum exhibido en estas primarias por los candidatos mas reconocibles:

Demócratas

-Dennis Kucinich: Pequeño y extravagante.

Bill Richardson: Transpirado y poco pulido; finalmente agradecido por el favor.

John Edwards: Memorable y fugaz como de fiesta de fraternidad.

Barack Obama: De largo aliento; de menos a más.

Hillary Clinton: A punto de estropear la noche por querer lograr el éxito inmediato.

Republicanos

Ron Paul: Esotérico y estoico.

Fred Thompson: Pulsiones demoradas.

Rudy Giuliani: De Viagra falsificado.

Mike Huckabee: Nunca antes del desayuno.

Mitt Romney: Con Dios en la cabecera.

John McCain: Vicios privados, virtudes republicanas.

Advertisements