Ese joven veterano

by juanmanuelbenitez

20carolina600_2
Foto: Paul J. Richards/Agence France-Presse-Getty Images

Por Juan Manuel Benítez, desde Miami

Por este septuagenario nadie daba un duro hace unos meses. Literalmente. El verano pasado se quedó sin fondos de campaña, mientras sus compañeros -algunos de ellos ya retirados de la contienda o a punto de hacerlo- acaparaban la atención de los medios y llenaban sus cofres hasta arriba.

Pero John McCain se negó a tirar la toalla. Con lo puesto, se embarcó en una frenética campaña capaz de poner al límite a cualquier atlético veinteañero. Y es que tras pasar más de cinco años como prisionero de guerra en Vietnam, pasearse por el país en su autobús -mientras otros pueden pagar aviones privados- es para él un juego de niños.

Además, al senador de Arizona le gustan las causas perdidas. Sigue apoyando la estrategia del presidente George W. Bush en Iraq, equiparando cualquier disidencia a una cobarde rendición. Y se dio de bruces contra la verja el año pasado, cuando su benevolente plan de reforma migratoria fracasó en el Senado. Dice que aún no ha renunciado a ese objetivo, aunque tenga a regañadientes que defender un muro que -como senador de estado fronterizo- sabe absurdo.

Para muchos, McCain es ese padre que te dice las cosas como son, aunque no te guste. Su sinceridad es un golpe de aire fresco en un fétido ambiente de falsas promesas electorales. Ya ha ganado las primarias de New Hampshire y las de Carolina del Sur. Y aquí en la Florida es el favorito de este martes, con dos respaldos importantes: el del popular gobernador Charlie Christ y el del senador cubanoamericano Mel Martínez.

En el partido contrario deben de estar temblando, ya que McCain despierta la admiración de muchos votantes independientes y de más de un demócrata. Los republicanos más conservadores son los únicos en su contra. Si obtiene la nominación, ese electorado podría renunciar al voto, a no ser que les den una buena razón para participar en los comicios. El apellido Clinton podría ser el resorte más poderoso para sacarlos de casa.

Advertisements