La importancia de la esperanza

by José Simián

Por José Manuel Simián

Más del New York Sun, so riesgo de que el lector desprevenido piense que se suscribe con todo lo que imprime. (De cualquier forma, sus posiciones conservadoras resultan refrescantes dentro de la cacofonía liberal neoyorquina; cabe recordar eso de que si todos piensan igual, alguien no está pensando).

Un par de extractos, con los que sí concuerdo, de la columna "Promises of ‘Change’ Fall Flat Without Hope" de Davidson Goldin publicada hoy en la sección política del referido sobre la supuesta debilidad de las promesas de cambio de Barack Obama:

"El cambio sin esperanza no tiene futuro. La senadora Clinton está aprendiendo esta lección de la manera más dura posible, mientras su campaña amenaza con hundirse porque su energético abrazo del "cambio" está teñido de odio, no de optimismo.

"(…) Pero esta elección – cualquier eleción, en verdad – se trata precisamente de cambios. Los líderes inspiran esperanza, y el cambio que producen descansa en la premisa e incluso en la promesa de que hay motivos para esperar más.

"Comparto la confusión de la sra. Clinton sobre qué significa en la práctica gran parte de la "esperanza" del sr. Obama. Pero su significado puede estar más allá del punto que realmente importa. Entregar inspiración consistente y optimismo sincero es atractivo y adictivo, especialmente durante un período definido por el fin de una guerra, la amenaza continuada de terrorismo y nuevas incertidumbres económicas. El cambio es obvio. El liderazgo es, en cambio, la parte esencial del cambio que le ofrece a los votantes esperanza de que el futuro será realmente mejor y no simplemente diferente".

Advertisements